EL RENDIMIENTO PROFESIONAL SE ENTRENA

Beatriz Crespo Programa Innovaestres. Freedom and Flow Company

1º Entiéndelo

- El estrés es la pandemia del s.XXI-

Sorprendentemente, el estrés no ha sido oficialmente clasificado como un trastorno o alteración a tener en cuenta (Posttraumatic Stress Disorder- PTSD), de forma diferenciada a la ansiedad, hasta la 5 ª edición del Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM) publicada el pasado Octubre de 2016.

En una sociedad donde la velocidad/adaptación al cambio y la búsqueda del retorno inmediato se ha disparado,  la gestión del estrés y por ende, la calidad de recuperación, se han convertido en foco de atención para miles de compañías que luchan por sostener las bajas, reducir costes y compensar la disminución del rendimiento profesional de sus empleados y lo que todo ello provoca.

Para situarnos dentro de contexto, es importante tener en cuenta que la respuesta que el organismo tiene ante elementos que lo estresan (estresores) puede ser cuantificada a través de diferentes indicadores orgánicos (Biomarcadores), como el cortisol o la variabilidad cardiaca. Desde hace ya más de una década, la inversión internacional en I+D+I en tecnología de Alto Rendimiento Deportivo y en tecnología sanitaria que cuantifique estos parámetros ha sido bastante sustanciosa, lo que hoy en día nos facilita su implementación en el ámbito laboral. Y es que, los dispositivos no saben si están midiendo una paciente, un deportista o un empleado, pero sí nos aportan variables que deben ser interpretadas por un equipo que sepa orientarlas hacia el ámbito donde se recojan. Es aquí donde la Innovación en Ejercicio Físico, Salud y Tecnología en el ámbito laboral comienza a tener sentido y el propósito y compromiso que desde Freedom and Flow Company tenemos con, y para la sociedad.

 

2º Apréndelo

- Todo lo que se mide es susceptible de mejora a través del entrenamiento- 

Desde hace ya más de un año, trabajamos de forma conjunta con el grupo de investigación IGOID de la Universidad de Castilla la Mancha para trasladar la tecnología de Alto Rendimiento Deportivo a las Empresas. Y es que en Freedom and Flow Company, no solo medimos la productividad y la respuesta del organismo a variables de rendimiento, como, por ejemplo el estrés, sino que también diseñamos planes de innovación saludable a medida para las compañías, los implementamos y ajustamos de forma estratégica para su explotación a todos los niveles (incluyendo la repercusión y el posicionamiento de las compañías).

Pero, hablando de estrés, hoy me gustaría exponer mi propio caso (de acuerdo a la LOPD solo puedo mostraros el mío), para que sirva de ejemplo de uno de los muchos resultados que estamos obteniendo en el entrenamiento del estrés/calidad de recuperación en compañías. Un antes y un después en el que sobran las palabras.

Enfocándonos en mis informes, realizados con una diferencia de 4 meses, las reacciones al estrés (color burdeos en el gráfico), necesarias para un óptimo rendimiento se han conseguido focalizar dentro del horario laboral, la calidad de recuperación (color azul turquesa en el gráfico) también ha mejorado sustancialmente en cantidad y homogeneidad, inclusive durante los breaks dentro del horario laboral y por supuesto, los resultados de análisis clínicos que he realizado también indican objetivamente una mejora en mis biomarcadores de salud.

 

Programa Innovaestrés

Programa Innovaestrés. Fuente: Freedom and Flow Company

3º Aplícalo

-Mejorar la calidad de Recuperación de los empleados/managers es garantía de rendimiento y éxito en las compañías-

Muchas compañías piensan que mejorar la calidad de recuperación o el tiempo que pasas recuperando dentro y fuera del trabajo es un indicador negativo para la productividad, pero no están en lo cierto. Siempre y cuando las reacciones al estrés estén dentro de los baremos de rendimiento (entre el 40-60% del total de las horas del día), el resto del tiempo el organismo debería ser capaz de entrenar estrategias e incorporar hábitos que les aseguren una alta calidad de recuperación, aun saliendo a tomar algo con los amigos, al menos más del 30% de las horas restantes del día.

A este respecto, las “empresas” del ámbito deportivo (clubes, etc) cuentan con programas específicos para la mejora de la recuperación de sus empleados, que aun siendo deportistas, soportan una carga de estrés muy elevada y de forma muy continuada en su día a día. Ya os comenté en una ocasión que el cuerpo no sabe si está corriendo delante de un león o acaba de aterrizar en una difícil reunión anual de cuentas, o en la salida a bolsa de la compañía, no tiene ni idea, solo reacciona a los estímulos que se le presenten ¡Aquí está la clave!

Ya tenemos tecnología suficientemente desarrollada a disposición de las compañías para mejorar con creces y personalizar al máximo los índices de rendimiento y productividad (KPIs), obteniendo de forma objetiva beneficios en el ROI que supone implementar este tipo de programas en innovación saludable.

El Rendimiento Profesional se Entrena y la era de la Tecnología del Alto Rendimiento ha llegado para quedarse en la gestión de los RRHH. Seguimos convencidos y cada vez somos más los que pensamos que hacia el año 2025, todas las compañías contarán con Departamentos de Rendimiento Profesional que integren este tipo de metodologías y programas en la gestión de los RRHH. Nos acercamos rápidamente hacia una realidad en la que cuidar a las personas se ha convertido en uno de los objetivos principales de las compañías, si quieren seguir rindiendo a un alto nivel y retener talento en las corporaciones.

“Si lo entiendes, lo aprendes y si lo aprendes, lo aplicas”

Beatriz Crespo

cita