Runner a Jornada Completa

Beatriz Crespo FreedomAndFlowCompany

 1º Entiéndelo

-Ser y sentirse runner a jornada completa: actitud y compromiso-

Dícese Runner al Atleta de la Sociedad. Un atleta que trabaja de media 8 h al día, con horarios y honorarios muy dispares. Un atleta que concilia trabajo, familia y amigos con las zapatillas, sin perder un ápice de rendimiento. Un atleta que cada día rinde más y mejor. A todos los niveles. Y es que ser y sentirse Runner a jornada completa, es una de las apuestas más claras de la humanidad por reinventar el deporte para convertirlo en una de las herramientas transformadoras más potentes que jamás hayan existido, personal y profesionalmente.

No obstante y si con lo anteriormente citado no fuera suficiente, ser y sentirse un auténtico atleta de la sociedad a jornada completa posee, entre otras, dos competencias profesionales muy potentes que pocos saben cómo pueden explotarlas a nivel laboral: La Actitud y el Compromiso.

 

2º Apréndelo

- El Nadal del Dto. De ventas, la Mireia Belmonte incansable del de Marketing -

Un runner se calza las zapatillas a las 7.00, a las 14.30 y/o a las 21.00. Vamos, cuando tiene hueco. Es proactivo.  Se ducha en apenas 10-15 minutos y vuelta al lío, ya sea trabajo, familia o amigos. Funciona bien en entornos multitarea.  Pero además, no pierde oportunidad para salir a entrenar siempre que puede y lo que le mueve no es una cuestión de mantener grandes condiciones físicas o alcanzar una mejor marca, al atleta de la sociedad lo que le impulsa a sacar su mejor versión a jornada completa es el Compromiso que adquiere consigo mismo/a y con respecto a su entorno. Es su capacidad de superación junto a la improvisación y la adaptación al cambio lo que el propio entrenamiento le produce en sí. Y es que la famosa Era Healthy no solo moviliza personas, también impacta en la forma de relacionarnos entre nosotros y en cómo todo ello revierte en nuestro día a día laboral, reduciendo importantes costes en sanidad, bajando los porcentajes de presentismo y absentismo laboral y dando auténtico valor al reto de sentirnos parte inequívoca de una compañía. Casi sin darnos cuenta, la medicina más prescrita del mundo, el ejercicio físico, comienza a generar un impacto global en la sociedad como nunca antes lo había hecho. Apostar por el ejercicio físico y la salud es ya una decisión universal.

 Pero esto no acaba aquí y estoy segura de que a muchos de los que leeréis este post os interesará saber que los atletas de la sociedad son prescriptores de su propia marca personal pero sobre todo, son prescriptores de las marcas que los abanderan, véase las miles de camisetas de la “Carrera de la mujer” que se ven por los parques, camisetas con el eslogan “I Run Madrid” de la San Silvestre Vallecana o ahora las nuevas “I training for Spartan Race”, haciendo alusión a las carreras de obstáculos.  El runner luce con orgullo todas aquellas prendas deportivas o abalorios que les recuerdan a una gesta personal o deportiva, indistintamente. Y le da igual que el reto logrado haya sido obtenido de forma personal o grupal, los “nuevos deportistas” no se obsesionan con quedar entre los 3 primeros, les apasiona terminar cada reto que se proponen. Ya sea de forma individual o grupal, haber dedicado jornadas completas a conseguir un reto saludable es lo que hoy mueve a miles, millones de personas. Es lo que hoy mueve, miles, millones de euros, para los que prefieran entenderlo así.

Lo que empezó siendo salir un rato a correr por “sentirse mejor”, se ha convertido en el “trabajo al que se dedica más horas por pasión”, el más satisfactorio del mundo y al que más tiempo dedican las personas de forma voluntaria dentro y fuera del ámbito laboral. Y digo trabajo porque para ser Runner a Jornada Completa hay que entrenar, hay que entrenar mucho y esto requiere de constancia y coraje diario. Porque este entrenamiento no se cuantifica solo en distancia recorrida o tiempo logrado, entrenar para ello supone adquirir competencias profesionales adaptables a cualquier entorno, capaces de gestionar el estrés del día a día y recuperar adecuadamente para resultar completamente camaleónicos, para ser totalmente eficientes.

 

3º Aplícalo

-       El motor del alto rendimiento económico: las personas-

Lo tengo claro, si en lo que llevamos de post no te has percatado de las numerosas competencias profesionales que diferencian a la persona activa de la sedentaria, más allá de los beneficios en salud y estética que se obtiene con ello, evidentes por otro lado, es que no te interesa entender cómo está cambiando el motor que hoy genera rendimiento en la economía de nuestra sociedad: Las Personas.

No solo es la evidencia científica la que apuesta por el ejercicio físico y la salud para potenciar la productividad de la población, es también la propia comunidad la que está seleccionando las herramientas que mejor concilian su vida personal con la laboral. La elección está hecha y se extiende como la pólvora por diferentes redes.

Ese es precisamente el valor del “Runner” a jornada completa.

 “Si lo entiendes, lo aprendes y si lo aprendes, lo aplicas”

Freedom and Flow Company

(@FreedomFlowEsp)

Beatriz Crespo

cita